Hoy, apenas desperté y comencé un nuevo viaje.

Uno de esos inesperados que te sacuden completita por la manera en la que llegan, uno de esos que sin darte cuenta en un par de minutos te llenan de sonrisas, de sentimientos, de oportunidades y te impulsan a comenzar un nuevo día. 

Hoy el viaje fue atreves de fotografías.

Imágenes que fueron despertando los recuerdos, esas fotos que se quedan en algún lugar físico o virtual y aparecen justamente cuando las necesitas.

Me transporte en cuestión de segundos a lugares increíbles y empece a sonreír, comí delicioso y sin darme cuenta estaba salivando. 

Sentí la brisa del mal, el calor, el frio, el aire en mi rostro ese día de bicicletas en la montaña, la adrenalina y la grandeza de ese momento. 

Suspire profundo y reviví el oleaje del mar con el sutil brillo del atardecer que lo baña antes de anochecer. 

Aeropuertos, aviones, campers, barcos y colores. 

Niños, plantas, cerveza, nieves y cafés.  

 Inspiración.

 Conocí personas bellisimas, de esas que marcan un antes y un después y ahora son fundamentales.

Sonreí cuando vi esa foto de todos riendo y apachurre mis labios sintiendo una punzada en la punta de la nariz cuando la nostalgia se hizo presente. 

Sin mucho planear me sorprendí al verme llena de emociones.  

Darme cuenta que este viaje mágico HOY, fue creado por fotografías. 

Por los recuerdos, lo que significan y transmiten cada uno de ellos. 

Por la magia que tiene una imagen de revivir lo que sentimos y transportarnos sin movernos para una ves más vivirlo. 

Hoy al final de este viaje me siento profundamente agradecida por tener la oportunidad de SENTIR, de vivir de nuevo la nostalgia como una oportunidad de crecimiento, y poder valorar profundamente cada uno de esos momentos. 

Hoy se que gracias a todo lo vivido estoy donde estoy, cada una de las decisiones que tomamos nos tiene aquí hoy y tener la posibilidad de recordarlo tan cerca de la realidad a traves de las imágenes, amplia el sentido y para mi lo convierte en algo invaluable. 

Lo que era ahora no es, pero gracias a ello soy. 

Lo que será, aun no es, pero gracias a ello soy.